No metas un periquito nuevo en la jaula del viejo

Lunes, 18 Agosto   

Aunque los periquitos tienden a ser aves gregarias y sociables, juntar periquitos nuevos con periquitos viejos, podría acarrear problemas si no se toman las precauciones necesarias.

Lo que sucede es que cualquier periquito que se incorpora después, es visto por el resto de la bandada como un intruso al que ignoran o atacan. Así que no esperes que establezcan amistad de un día para otro, necesitarán un tiempo para acostumbrarse a la nueva situación, especialmente si llevan mucho tiempo solos.

Si deseas darle una pareja a tu periquito o integrar uno nuevo al grupo, sigue estos consejos:

  1. Compra o presta una segunda jaula para el periquito nuevo. Una pequeña y económica te servirá, y luego podrás utilizarla como jaula de transporte o de cuarentena.
  2. Es recomendable tener al periquito nuevo por lo menos una semana aislado de los demás, así te asegurarás que no tenga ninguna enfermedad contagiosa y tendrás tiempo para acostumbrarlo a ti y a la mano.
  3. El próximo paso es poner ambas jaulas en la misma habitación. Así podrán establecer contacto visual y acústico, pero ninguno considerará al otro como intruso en su territorio.
  4. Si acostumbras soltar a tu periquito a volar por la habitación, todavía no abras la jaula del “nuevo”. Lo más probable es que el periquito viejo se acerque a la jaula del nuevo y así podrán establecer un primer contacto físico a través de los barrotes.
  5. Transcurridos unos días, abre ambas jaulas. Esto les permitirá conocerse en semilibertad por la habitación y ninguno verá al otro como intruso en su jaula, la cual constituye su territorio más íntimo. Además habrá espacio suficiente para que ambos periquitos puedan ponerse fuera del alcance del otro en caso de que haya problemas