La Obesidad Gatuna

Lunes, 18 Agosto   

Tal como las personas, tu gato puede tener problemas de sobrepeso. La obesidad se presenta cuando la cantidad de calorías ingeridas excede la cantidad de calorías necesarias. Otros factores que contribuyen al problema de sobre peso son la edad, el nivel de actividad, la raza, el sexo y la herencia genética entre otros.

El exceso de peso perjudica la salud de tu gato. Tu gato puede tener poca energía, cansarse fácilmente o incluso puede tener dificultad para caminar.

Adoptar algunas medidas ahora podrán ayudar a prevenir futuros problemas de salud, como diabetes y otros padecimientos en diferentes órganos y articulaciones.

Es importante que evites darle a tu gato alimentos entre horas, convidarle de tu comida o darle las sobras. Asimismo, asegúrate que tu gato siempre tenga para beber suficiente agua limpia y fresca.

La alimentación de un gato deberá ser balanceada y tendrá que ser controlada bajo diferentes circunstancias, entre ellas la más importante es la edad ya que en las diferentes etapas de sí vida requerirá una alimentación especifica. Si el animal es castrado y tiene poca actividad será una predisposición a la obesidad.

El médico veterinario es la persona adecuada para controlar la alimentación de tu gato, y si éste ya tiene un problema de obesidad, él realizara un examen físico completo y le recomendará una dieta especial con control de calorías para bajar de peso.