Desparacitar Mascotas

Jueves, 26 Junio   

Los parásitos internos (o gusanos) pueden causar diversos tipos de daño en nuestras mascotas según la carga parasitaria, es decir, según la cantidad de ellos en su sistema digestivo. El primero y más habitual, consiste en una lesión de la mucosa gástrica o intestinal, que se manifestará en episodios de diarrea y vómitos. Si la parasitación continúa y no es tratada, ésta puede provocar una obstrucción parcial o total del intestino que conlleva a un déficit en la absorción de nutrientes, con la consecuente desnutrición y alteración del sistema inmunológico del paciente, además de una anemia por sustracción de sangre.

Las mascotas eliminan los huevos de estos parásitos a través de las fecas y algunos de estos huevos quedan adheridos al pelaje, por lo que los dueños al acariciar o besar a sus mascotas pueden ingerirlos accidentalmente. Los más propensos a adquirir estas infecciones son los niños, debido al estrecho contacto que generalmente tienen con sus mascotas o personas que no tienen adecuados hábitos de higiene personal y también aquellas que están bajo algún tratamiento con drogas inmunosupresoras.


Tags: ,