Cuidado de la Tortuga

Viernes, 18 Abril   

Debes ser delicado con tu tortuga.

No pongas a tu tortuga sobre su espalda. Puede no ser capaz de respirar de esa forma.
Recuerda que las tortugas pueden y muerden. Además, ten cuidado las agarras.

Es interesante el ver que tu tortuga mete su cabeza y extremidades en su caparazón,
pero no provoques este comportamiento de forma intencional.

Cuando levantes tu tortuga cerciórate de que la levantes por el lado de su caparazón
(evitando la cabeza) y coloca tu palma plana debajo de la parte de abajo de la
caparazón. Mantén tu otra mano arriba de la caparazón, agarrándola de forma segura de
manera de que no se caiga y si trata de escapar tú la tengas agarrada firme.

No levantes a tu tortuga agarrándola desde ningún miembro o ni de la cola, recuerda ser  cuidadoso con ella.

Las tortugas pueden transportar la bacteria conocida como salmonella. Esto no es algo
de que preocuparse, si te lavas las manos con jabón después de tomar la tortuga o
cualquier cosa que pueda haber estado en contacto con ella y no dejes la tortuga cerca
de superficies donde preparas la comida o en la mesa de la cocina.


Tags: ,